Programa de educación ambiental y desarrollo de una red de etnoturismo en San Pedro de Atacama.

(1998 -2005)

Esta experiencia de ejecución de múltiples proyectos se desarrolló en 17 localidades de las comunas de Ollagüe y San Pedro de Atacama, en la provincia de El Loa, región de Antofagasta, con las comunidades Lican Antai, combinando dos enfoques pedagógicos: educación intercultural y principios de la educación popular, logrando reconstruir la orgánica andina basada en la complementariedad ecológica con una visión de futuro.

En una primera fase se motivó a las comunidades a la preservación de su entorno medioambiental inmediato a través de un trabajo con la comunidad escolar local. Participaron 70 líderes comunitarios, 270 estudiantes, 25 profesores básicos rurales y 50 apoderados. Sus logros principales fueron la incorporación de contenidos de preservación ambiental asociados al desierto y climas de altura a los currículums de las escuelas rurales de la provincia de El Loa, la generación de manuales de acción y preservación ambiental para las comunidades y la realización de acciones de preservación y restauración ambiental durante dos años en 12 comunidades.

1/1

En una segunda fase se motivó a las comunidades en la gestión de procesos de desarrollo local en pequeña escala para obtener un mejoramiento en su calidad de vida. Esto se hizo a través de la realización de una actividad productiva no tradicional (turismo rural) pero afincada en los recursos naturales y culturales tradicionales. Participaron 60 representantes de 9 comunidades atacameñas y se logró crear una nueva forma de asociatividad productiva en actividades no tradicionales en eco y etnoturismo, constituida y funcionando en base a una Red de Turismo (LikanHuasi), integrada y gestionada directamente por 9 comunidades atacameñas. Como resultado de esto, la población local dispuso de una nueva alternativa económica para generar ingresos monetarios y modalidades asociativas y de reparto de excedentes reglamentadas en general y por cada una de las comunidades para la gestión.

 

Asimismo, se logró una validación pública de una estrategia de desarrollo local participativa hacia la autogestión y que, “desde abajo” (Consejo Atacameño y comunidades participantes en la Red), generó demandas de apoyo, vínculos, interlocución y coordinación con instituciones públicas y privadas de la II Región. Por último, hubo un alto grado de “apalancamiento de recursos financieros” en base a las gestiones realizadas por las mismas comunidades indígenas con el apoyo técnico de GIA. Diversas instituciones públicas (CORFO; CONADI, INDAP, FIA; FNDR; FOSIS) y empresariales (CODELCO; ESCONDIDA) focalizaron recursos financieros para implementar diversas iniciativas de la estrategia (entre 1998 y 2002 por $ 450 millones), tales como Casas de Huéspedes; habilitación de circuitos turísticos; costeo de oficina receptiva de Turismo en San Pedro; entre otras.

Ir a Inicio

Ir al principio de esta página

Ir a Experiencias destacadas

© 2018 por Marca Registrada.

Rafael Cañas 39, Piso 2

Providencia, Santiago

Chile

info@gia.cl